Enciende tu lámpara

“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres”.  Esta es una de las declaraciones más hermosas entregada por Dios a sus hijos. Es una comisión de compromiso, de liderazgo y de enciende_tu_lámpara_text1virtud; y sin embargo ha pasado  inadvertida para muchas personas. Por eso es necesario hacer conciencia que todos tenemos por dentro algo muy grande con lo cual podemos impactar a los demás. Y con esa certeza, entonces me atrevo a preguntarte, ¿Si tú sabías  que tienes una lámpara? ¿Y que la luz de tu lámpara tiene un propósito? ¿Y que puedes guiar a otros con esa luz?

La historia guarda el nombre de cientos de hombres de visión, de sentido, que con su vida y su manera de pensar, lograron en determinados momentos generar grandes cambios dentro de la humanidad. Y cambios para bien, para progreso, y para libertad.

Una manera de pensar positivamente es una Luz en medio de las tinieblas, de la ignorancia de la gente. Y  aclaro que la ignorancia  es  desconocer verdades que nos puedan llevar a otras magnitudes, es más que la falta de instrucción y de conocimiento.

Quienes han encendido sus lámparas en algún momento de su vida, han sido personas caracterizadas por desarrollar creencias positivas en torno a sus propósitos. Esperanza, convicción y fe, son el resultado de una idea positiva. Sabiduría y certeza son los componentes que se le adicionan, a aquellos que al encender su lámpara, deciden plantar sus semillas de grandeza, y se convierten en  sembradores de cambio en los corazones de las personas.

Por ejemplo, Bolívar fue un hombre  con una gran creencia acerca de todos sus sueños  de libertad. Eso lo llevó a convertirse en uno de los personajes históricos que lideró más batallas, y que logró recorrer más territorios. Seguramente que en enciende_tu_lámpara_text5muchas ocasiones tuvieron que llegarle pensamientos de desánimo y de abandonar su causa, por algo se autodenominó “el hombre de las dificultades”. Sin embargo, fueron más grande sus creencias y su convicción.

En realidad, encender la lampara es poder darnos cuenta de cuáles son nuestros propios pensamientos, e igualmente de reconocer que pensamientos son prestados. ¿Prestados? Si señor.  Sí alguna vez te han llegado pensamientos de impotencia, ten la certeza que han habido otras personas antes que tú, probablemente siglos atrás, que también experimentaron los mismos pensamientos; sentimientos de incapacidad para conseguir algo. Es decir, que esos pensamientos y sentimientos limitantes acerca de tu potencial, han pertenecido a otras personas antes que fueran tuyos. Aceptarlos para ti, sería como darles cabida a que se materialicen.

El mundo está lleno de pensamientos negativos, que andan buscando una mente en donde aterrizar y tomar vida. Conocer que los pensamientos negativos son mentiras que deambulan en el subconsciente colectivo de la humanidad, es el principio para encender tu llama. Quizás algunas veces has experimentado pensamientos incorrectos acerca de un familiar, o de tu misma persona, o de tu realidad, pero luego te has dado cuenta que eso era diferente a como lo estabas imaginando, es decir; eso era falso. El secreto está en saber que lo que se cree, es lo que se crea.

Creer positivo es la solución siempre, dejar de decir: “Yo soy realista” y decir: “Yo prefiero ser optimista” es más aconsejable.enciende_tu_lámpara_text6 Recuerda que para la mente imaginar es equivale a hacer. Saber que se tiene la facultad de pensar lo que se quiera, es la constante que debe llevarte a pensar positivo en todo momento.

Los pensamientos negativos los han tenido la mayoría de las personas siempre, y les fluyen en automático, sin esfuerzo. Pensar positivo, requiere filtrar, imaginar, crear. Es la facultad humana que nos distingue de los animales, que siempre actúan instintivamente.

Nuestra mente funciona como una llave de agua: deja salir lo que viene por los tubos, sin diferenciar si el gua viene sucia o limpia. Colocar un filtro en la llave, que aclare el agua y la haga óptima, es lo ideal. Hacer que nuestros pensamientos sean potables, que nutran e iluminen a los demás, es encender nuestra lámpara.

Enciende tu lámpara, decídete a crear tus propios pensamientos, apaga el automático, dile ¡Basta! a los pensamientos prestados. Genera tu visión de la vida, explota tu grandeza, alcanza tus sueños, ensancha tu cabaña, crece cada día un poco más.

¡Decídete a guiar a otros! ¡Prosigue! ¡Piensa! ¡Crea!

enciende_tu_lámpara_text4¡Resplandece! Sé emisario de tu visión, prócer de tu destino, hacedor de tu libertad, mensajero de tu futuro. Sé dueño de tu insistencia, propietario de tus talentos, constructor de tus sueños.

Sé amante de tu prójimo; mano al caído, pan al hambriento, fuente al sediento. Conviértete en una persona indesanimable,  sé libre, sé feliz. Pero, ante todo; SÉ MAÑANA MAS QUE HOY.

En todo momento sé consiente que tus pensamientos positivos tienen el poder suficiente para iluminar a otros. Recuerda que la luz es la sombra de Dios, que las estrellas brillan al reflejar la luz del sol, por eso, si has comenzado a resplandecer y a iluminar a otros, es porque Dios está contigo.

Es normal que en la oscuridad de la noche aparezcan desadaptados lanzando piedras a la luna o a las estrellas, por eso, si sientes que te tiran piedras, sigue. Porque al igual que las piedras que son lanzadas hacia la luna o hacia las estrellas, las que vengan contra ti, todas caerán al suelo.

¡Brilla!, sigue adelante, avanza hacia tus metas, alcanza tu propósito, sigue brillando, resplandece, mantén tu lámpara encendida, esa es tu naturaleza, ¡Brilla porque Dios está contigo!

enciende_tu_lámpara_final

 

 

 

 

derechos_imágen_usados

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: