Crecer es trascender

Vivir es crecer continuamente y lograr almacenar sabiduría en cada instante. La vida es insistencia para perdurar en lo que hacemos diariamente.Father teaching his little son to ride a bicycle

Quién  vive, acumula experiencias, bienes, trascendencias…

Las experiencias muestran el sabor de las cosas, nos dan el sentimiento que nos hará escoger mañana, si deseamos recorrer las mismas sendas, o escoger otros caminos.

Con el pasar del tiempo los bienes materiales se manifiestan como sabiduría acumulada previamente, como la ropa grande que papá compraba, sabiendo que indiscutiblemente la íbamos a necesitar más adelante.

Adquirir de todo lo bueno es el principio para crecer sanamente, lo espiritual y lo material al mismo tiempo es la dieta balanceada que necesita nuestra vida. Si queremos hikers-1147796_960_720ir lejos, tenemos que recorrer caminos largos; por eso es conveniente estar bien equipados, porque en cualquier momento se pisa mejor con los zapatos de un número mayor.

Si creces o te encoges, indistintamente, todo se refleja en la dimensión espiritual.  Y si nuestro hacer llega hasta allá, entonces ¿Nuestras acciones pueden generar consecuencia en la vida de las demás personas? Desde luego que sí. Porque lo que somos y lo que hacemos, perdura en lo que otros toman de nosotros.

Crecer es congruente con la expresión del universo; todo crece. Mientras más alto y frondoso sea el árbol, mejor y de más utilidad es su frescura. Todo depende de lo largo de tree-4238444_960_720sus ramas y de  como su follaje se entrelaza con su entorno. Pero lo más hermoso de su sombra, es la manera a como refleja los rayitos de la luz del sol.

El objetivo final del crecimiento es llegar a una estatura máxima, y desde ahí, cambiar de enfoque para seguir creciendo, se debe siempre buscar motivos nuevos para crecer constantemente.

Por eso siempre: el crecer será desarrollarse interiormente; como los órganos de un niño, que cuando alcanzan toda su magnitud, manifiestan un hombre fuerte exteriormente… y luego este crece más.
Sin título¿Y para qué crece un hombre adulto? ¿Para seguir viviendo? ¿Para refrescar con su sombra? ¿Para permanecer en el tiempo y el espacio? SÍ.

Pero ante todo, para manifestar los rayitos de la luz de Dios en todas sus acciones.


¡Que así sea nuestro crecimiento! Reflejando al Hacedor en todas nuestras trascendencias.

 

Autor: Alfonso Acero Vega
Fecha de Publicación: 19/01/2020

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: