¿Con el liderazgo de los mares?

¿Qué tienen los océanos que hacen que los ríos confluyan hacia ellos?

La respuesta es sencilla, quizás demasiado simple para ser observada detalladamente. Es humildad…

¿Humildad? Sí. ¿Y para qué? Para lograr estar siempre por debajo de ellos.

¿Y qué logran con eso? Atraerlos hacia ellos. Logran canalizar todo su ímpetu, su riqueza, es decir; todo su potencial.

¿Y para qué lo hacen? Para nutrirse y poder servir mejor.

Los océanos son los grandes líderes por excelencia. ¡Qué carácter! Como mantienen su naturaleza. A pesar de la enorme cantidad de agua dulce que reciben por segundo, mantienen su sabor. Su esencia es la misma siempre, eso les permite cumplir con su propósito.

La resiliencia es su virtud, de ahí que siempre puedan mantenerse en depuración continua. Se purifican de la toxicidad del mundo que es arrojada sobre ellos. Cualquier contaminación su salobridad la absorbe, porque tienen la capacidad de destruir lo negativo.

Cuánta bondad tiene un océano, que es capaz de desprenderse de sus aguas para alimentar las nubes, así mismo de bañar la tierra por igual, libres de cualquier tipo de discriminación.

Cuánta riqueza y cuánta vida en su interior, y cuánto tesoro aún por descubrir dentro de ellos, como los líderes excelsos que siempre tienen más para aportar.

Los líderes de trascendencia alcanzan el poder para lograr que muchos hombres encuentren su destino, que tengan una visión y un lugar en donde depositar todos sus saberes. Así como los mares que brindan a los ríos su horizonte, ese tener a donde ir que anhela tanto el ser humano.

Ser líder implica humildad, resiliencia y bondad…

Como los mares que están siempre ahí, para sorprender a aquellos que deseen profundizar en su interior, o que simplemente se deslizan sobre ellos para navegar a cualquier puerto a donde tracen rumbo.

Los océanos son eso grandes líderes silenciosos y serenos, aquellos que solo su poder habla por ellos.

¿Ser río, marinero, hombre rana, o  cualquiera de los siete mares? Tú eliges…

Autor: Alfonso Acero Vega
Fecha de Publicación: 18/08/2020

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: